Ahorrando desde los cimientos

La climatización supone un importante porcentaje del gasto energético en nuestros hogares. Existen diferentes técnicas para reducir este consumo desde el ámbito de una construcción sostenible. Una de ellas es el llamado Muro Trombe.

Sobre una patente de Edwars Morse de 1881, el ingeniero Félix Trombe y el arquitecto Jacque Michel retoman el diseño en los años 60. Se trata de un sistema de climatización pasiva basado en un muro o pared orientados al sol, construidos en materiales capaces de acumular el calor del sol (piedra, hormigón, adobe o agua), combinados con una cámara de aire, una lámina de vidrio semiopaca a la radiación infrarroja y ventilaciones (rejillas) que crean un colector térmico. Entre el muro y el vidrio suele haber un espacio de entre 2 y 15 centímetros.

La diferencia de densidad del aire caliente y el frio, crean una corriente que fluye en el interior de la “cámara”, dependiendo de las trampillas que se encuentren abiertas o cerradas en ese momento, se canaliza ese aire dentro o fuera de la estancia. 

Se trata de un principio idéntico al efecto invernadero. Durante el día el calor de los rayos solares se acumula entre la lámina de vidrio y la superficie oscura de la pared. En la noche, el calor tiende a salir de la cámara térmica hacia el exterior. La eficacia del sistema reside en gran medida en la superficie vidriada, más eficaz cuanto mayor sea su aislamiento térmico, lo que se consigue mediante doble o triple capa de vidrio. Mientras la temperatura en el exterior puede ser invernal, se consigue un confort térmico entre 18 y 20 grados en el interior de la habitación.

En verano, con las rejillas cerradas, el aire caliente circula en el interior de la cámara antes de ser expulsado al exterior, evitando la entrada del mismo a la habitación. A medida que aumenta el grosor del muro se consigue mayor aislamiento térmico y se mantiene una temperatura más fresca en el interior.

Una de las ventajas de este sistema es la sencillez del mecanismo. Con el conseguimos una climatización sostenible y natural que aprovecha la energía del sol para regular la temperatura de nuestra casa, pudiendo combinarlo con otros sistemas de apoyo a la climatización y conseguir un importante ahorro en nuestra factura energética.

Consulte siempre con empresas profesionales capaces de ofrecerle las máximas garantías en cualquier  tipo de instalaciones.

By | 2020-06-22T12:41:42+00:00 junio 22nd, 2020|Noticias Enegía, Sin categoría|0 Comments

About the Author: