Crece el consumo de gas para la producción de energía eléctrica.

Tal subida, propiciada por la escasa producción eólica, supone un aumento de la demanda de gas para producir energía eléctrica. Las altas temperaturas de este verano han supuesto un aumento del consumo de electricidad debida no solo al incremento de uso de aire acondicionado y ventiladores, sino también al aumento del parque de este tipo de aparatos que este año trabajan más horas que nunca.

Lo cierto es que si bien la energía eólica es de las más limpias y rentables, también está condicionada a las condiciones climatológicas y, en ausencia del viento necesario, su hueco ha de ser cubierto por otras fuentes alternativas como es este caso.

Esto propició que el pasado martes 7 de julio se produjera un consumo de 329 Gigawatios/hora, solo superado el 12 de diciembre de 2013, en pleno invierno de ese año, cuando se llegó a los 362 Gw/h.

En las previsiones está que puede aumentar si sigue habiendo olas de calor sucesivas. Ese mismo martes se marcó una nueva punta de demanda eléctrica en verano, llegando a los 40.105 megawatios, el máximo de los últimos cuatro años.

By | 2017-06-13T18:07:49+00:00 julio 13th, 2015|Noticias Enegía|0 Comments

About the Author: