El ocaso de la Energía Nuclear.

En su momento pareció la solución a los problemas de generación de energía eléctrica. Resultaba económica, poderosa y, en teoría, limpia. Los hechos dieron la razón a los más pesimistas y hoy en día planea la amenaza de dos incidentes internacionales que parecen haber dado la puntilla a este tipo de energía. Los casos de Chernóbil hace ya años y el más reciente de Fukushima, con consecuencias tan nefastas como difíciles de predecir han hecho cambiar la opinión pública a un Nuclear No, por supuesto.

En España hace unos días el gobierno ha denegado la autorización de explotación de Garoña. Esta planta, capaz de generar 466 MW, lleva tiempo sin funcionar sin que se hayan detectado una repercusión notable en el suministro eléctrico.

Después de años las peticiones y alegaciones de instituciones, asociaciones y empresas que intervienen en el proceso, la decisión ha sido tomada de modo definitivo.

La autorización para el desmantelamiento prevee que se realice 6 años después de la parada definitiva y tendrá una duración máxima de 10 años, dada la complejidad de la operación.

Está claro que una energía que en su momento parecía eficiente y económica se ha revelado con mas inconvenientes que ventajas. La aparición de las renovables y fuentes más sostenibles están terminando, por fortuna, con la energía nuclear, que tantos problemas está generando en el medioambiente. Una nueva era ha comenzado.

By | 2017-08-08T10:23:25+00:00 agosto 8th, 2017|Noticias Enegía|0 Comments

About the Author: