Porqué sube y baja el precio de la electricidad. Aquí te lo contamos.

Si bien en meses pasados anunciábamos una subida del recibo de la luz debido a las bajas precipitaciones, en enero del 2018 el precio ha bajado un 30% en el mercado mayorista respecto al mismo periodo del 2017.

Son múltiples factores los que contribuyen a estas oscilaciones. Las oscilaciones en el precio del carbón, una fuente que gobiernos, ecologistas e incluso productores, están intentando minorar en lo posible, pero que hoy por hoy todavía no es posible su eliminación, lo mismo que la generación procedente de las nucleares, lo mismo que las cambiantes y oscilantes condiciones de la climatología, de la que dependen buena parte de las renovables, como la energía hidráulica y la eólica, tienen su peso específico en la fijación del precio en el mercado.

En el mercado mayorista el precio, que se fija en una “subasta energética”, se marca en función de estos parámetros, además de las oscilaciones de una demanda que también está condicionada, entre otros factores, por las oscilaciones de las temperaturas. Todo ello tiene una repercusión directa en un porcentaje del alrededor de un 30/35% de nuestro “recibo de la luz”.

Respecto a los últimos meses se ha recurrido a la importación de energía eléctrica proveniente de más allá de los Pirineos, ya que la electricidad francesa resulta más barata que la española.

La repercusión en nuestros recibo no es inmediata, sino que llega siempre con un cierto retardo, con lo que se notará más en los recibos de febrero.

By | 2018-01-23T11:00:43+00:00 enero 23rd, 2018|Noticias Enegía|0 Comments

About the Author: