Pozo Canadiense: la climatización que viene del subsuelo.

Basado en el principio de inercia térmica (que es la cantidad de calor que un cuerpo puede conservar y la velocidad a la que lo pierde), las construcciones pueden conservar su temperatura a lo largo del día. Durante el día los muros se calientan y ceden su calor en la noche. En verano, el proceso es el inverso, el calor es absorbido por el material de las paredes y expulsado al exterior, enfriando la estancia. Los Pozos Canadienses, también llamados Provenzales por su uso en La Provenza francesa, son una alternativa de bajo coste como sistema de climatización de una vivienda. No consume energía eléctrica, por lo que después de una inversión inicial en su instalación, resulta ser económico, eficiente y sostenible. Su eficacia depende del lugar donde se instale ya que se basa en la diferencia térmica entre el aire exterior de la vivienda y la temperatura del subsuelo. Será este último el que caliente o enfríe el aire que penetra en la vivienda, teniendo en cuenta que a unos 15 metros de profundidad la temperatura es constante a lo largo del año. 

El Pozo Canadiense se compone de unos tubos enterrados a una determinada profundidad que funcionan como intercambiadores de calor. Estos tubos recorren una determinada longitud para permitir al aire circulante alcanzar la temperatura de la tierra que los rodea. Generalmente, a unos dos metros de profundidad la temperatura se suele mantener entre los 18ºC y 24ºC. El sistema recoge el aire del exterior y lo hace pasar por las tuberías calentándolo o enfriándolo antes de introducirlo en la vivienda. Este efecto depende en gran medida del lugar en donde instalemos nuestra vivienda y de las características del clima a lo largo del año. 

Lo ideal es instalar este sistema durante la construcción de la vivienda, ya que a posteriori se dispararán los costes. Es importante realizar un estudio de las características de conductividad térmica del subsuelo antes de proceder a su instalación, así sabremos si su rendimiento será el adecuado para la vivienda. En cualquier caso, la instalación de un Pozo Canadiense puede ser el sistema principal sobre el que se basa la climatización de nuestra casa o un complemento a otros sistemas, lo que en cualquier caso reduciría drásticamente el consumo energético necesario para mantener el confort térmico en nuestra vivienda.

Una sabia combinación de tecnología y energía sostenible es lo que mejor resultado nos ofrecerá a la hora de conseguir un ambiente agradable en nuestra vivienda. Como siempre, recomendamos asesoramiento profesional que garantice la instalación de este sistema con todas las garantías.

By | 2020-07-09T17:45:11+00:00 julio 9th, 2020|Noticias Enegía, Sin categoría|0 Comments

About the Author: